Opinión de Tatiana Coll en La Jornada; «Ni los veo ni los oigo… pero qué bien les atino».

 

…(…)…Peña, como su devoto funcionario en la SEP, no los ve ni los oye. Las densas filas de policías y soldados que los rodean siempre y en todos lados, seguramente les impide verlos y oírlos. Así como sus prejuicios ampliamente compartidos con las cúpulas del dinero, les impiden ver las condiciones reales en que los maestros, y muy particularmente en los «conflictivos» estados del sureste, trabajan los docentes día a día. Las miles y miles de escuelitas multigrado e incompletas, precarias y abandonadas; los cientos de miles de maestros contratados por horas que atienden a seis y siete grupos con 600 alumnos y reciben salarios de miseria; las telesecundarias, sin luz y con un solo maestro al frente. Nada de esto ven ni oyen el Presidente, el se­cretario, los funcionarios, el INEE, el Servicio Profesional Docente… pero bien que les atinan.

 

La Jornada.unam.mx

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.