Opinión de Rolando Cordera Campos en La Jornada; «La pobreza no es un fantasma».

…(…)… el tiempo pasa y con él envejecemos todos y los jóvenes dejan de ser el bono promisorio para volverse, en cantidades crecientes, un pagaré al que al final de este periodo de gracia que se cierra en 10 o 15 años, nadie va a poder hacer honor…(…)…

La Jornada.unam.mx

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.