Opinión de Octavio Rodríguez Araujo en La Jornada; «El ministro Pardo Rebolledo se equivoca».

…(…)…El artículo 3° de la Constitución dice claramente que la educación que imparta el Estado será gratuita y señala que la educación media superior y superior no son obligatorias como la prescolar, la primaria y la secundaria, pero si las imparte será gratuita. El Estado, que no el gobierno, imparte educación superior mediante instituciones públicas, establecimientos públicos por lo que éstos no sólo son parte del Estado sino que deben ser gratuitos. Por añadidura, la Ley Orgánica de la UNAM (6 de enero de 1945) no deja lugar a dudas al definir a la Universidad Nacional como “una corporación pública, organismo descentralizado del Estado…” (las cursivas son mías). Es decir, la UNAM como parte del Estado mexicano y no una institución privada. Y los organismos descentralizados del Estado, vale la pena recordarlo, se ocupan de cumplir cometidos estatales, y la educación es uno de éstos. Confundir, por lo tanto, obligatoriedad con gratuidad, es un despropósito y un atentado a la lógica jurídica…(…)…

La Jornada.unam.mx

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.