Opinión de Julio Hernández López en su Columna Astillero de La Jornada; «Impunidad institucionalizada».

…(…)…En ese contexto de impunidad institucionalizada, pandillerismo presupuestal y cinismo boletinado, el gabinete presidencial está constantemente sometido a señalamientos por el aprovechamiento de los cargos para beneficio personal. Sus dos principales personajes, virtuales vicepresidentes, uno encargado de lo político y policiaco (Miguel Ángel Osorio Chong y, en esa misma secretaría de Gobernación, el subsecretario todopoderoso, Luis Miranda) y otro de lo económico (Luis Videgaray), han eludido sin buenas formas los documentados señalamientos de su enorme prosperidad inmobiliaria. Pero puede revisarse (casi) cada secretaría del gabinete estricto y dirección general del ampliado y pueden encontrarse señalamientos de trafiques varios en favor de empresarios y particulares, en lances con visos de corrupción.

Ahora ha tocado el turno a Gerardo Ruiz Esparza, uno de los operadores económicos del grupo peñista, no sólo en el estado de México, donde fue secretario de comunicaciones durante el sexenio de EPN, sino en el federal, donde ocupa la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. Hombre de los dineros, porcentualmente ejecutivo, negociador de los contratos grandes, ha sido tocado por las filtraciones de grabaciones telefónicas que ya tumbaron a su antecesor en Toluca, Apolinar Mena, por el mismo asunto viscoso, OHL y sus regalos, uno de ellos, ínfimo en comparación con lo principal, de unas vacaciones en el mismo hotel de lujo propiedad de la firma española tan beneficiada por unos gobiernos sumidos en la corrupción y la impunidad. ¡Hasta mañana!

La Jornada.unam.mx

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.