Opinión de Julio Hernández López en La Jornada; «Bronco perdonavidas».

Ya como gobernante en funciones, Jaime Rodríguez Calderón (autodenominado para efectos mercadológicos como El Bronco) sostuvo la vocación efectista, los desplantes intrascendentes y la actitud de perdonavidas político. Vapuleó declarativamente a su antecesor Rodrigo Medina, con una rudeza nunca antes vista en una ceremonia oficial de transferencia de mandos de gobierno (las ha habido ríspidas, pero no a tal grado), haciendo una serie de acusaciones, más que consideraciones, que exigen una pronta y contundente acción judicial contra ese mandatario y un buen número de quienes le acompañaron en puestos directivos en lo que con fundamento fue pintado por el expriista de (casi) toda la vida como un saqueo global y sistemático…(…)…

habrá de verse si el linchamiento oratorio de El Bronco contra Medina tiene como sustento acuerdos políticos de primer nivel o son tretas distractoras, al mero estilo de Vicente Fox, quien anunciaba lo que no tenía procesamiento político eficaz y por ello acababa no cumpliéndose, aunque él, el deslenguado permanente, ya daba por cumplido el espectáculo con la simple emisión de palabras de «buenas intenciones»….(…)….

La Jornada.unam.mx

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.