Opinión de Juan Arturo Brennan en La Joenada; «Elina Garanca, gran mezzosoprano».( La Jornada )

Foto

Elina Garanca (Riga, 1976), destacada cantante letona que se presentó en la Sala Nezahualcóyotl del Centro Cultural UniversitarioFoto María Meléndrez Parada

 

…(…)…Garanca demostró en este recital ( en la Sala Nezahualcóyotl. ) que, en efecto, es una de las grandes voces de nuestro tiempo, ofreciendo la combinación ideal de una técnica perfectamente dominada, y una expresividad finamente calibrada. ¿Ejemplos? Gran control y fluidez en los cambios de registro, sin importar cuán abruptos. Voz redonda y plena a lo largo y ancho de todos esos registros, afinación impecable particularmente evidente en los agridulces intervalos cromáticos de algunas de las arias que interpretó, reguladores dinámicos detalladamente controlados, y un legato exquisito que fluye como miel. Todas estas cualidades fueron reafirmadas en sus piezas fuera de programa, con el virtuosismo travieso aplicado a la romanza Carceleras, de Las hijas del Zebedeo de Chapí, y la fluida dulzura con que cantó O mio babbino caro del Gianni Schicchi de Puccini. Si esta abundancia de música española en su programa fue una deferencia a nuestra lengua madre, se le agradece cumplidamente. Sin embargo, hay otros repertorios en los que su voz y su temperamento lucen más y mejor. En lo personal, hubiera deseado escuchar a Elina Garanca cantar algo del repertorio antiguo que es una de sus especialidades más destacadas; en particular, sus interpretaciones del Bajazet de Vivaldi son un portento, un auténtico cuerno de la abundancia de riquezas musicales. Si usted no ha escuchado a Elina Garanca cantar Vivaldi, se ha perdido de una experiencia musical de primer orden. Deje todo y corra a buscar y disfrutar sus grabaciones vivaldianas, y ruegue por que algún día podamos escucharla cantando este repertorio en vivo. Su Mozart, por cierto, es también memorable. Mientras tanto, será posible verla en mayo, en la transmisión digital desde el Met de Nueva York, en el extremo opuesto del repertorio, interpretando a Octavian en El caballero de la rosa de Strauss…

La Jornada.unam.mx

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.