Opinión de John M. Ackerman en La Jornada; » Manipulación institucional.»

…(…)…resulta que todo fue un engaño. El trabajo «institucional» de Ochoa era desde siempre para favorecer a su partido. El ahora presidente del PRI ocultó su afiliación partidista cuando laboraba en el TEPJF y también cuando se postuló para ser consejero electoral del IFE en 2010. Hoy, dos personajes del mismo molde de Ochoa –Marco Antonio Baños y Adriana Favela– se preparan para saltar al TEPJF para continuar con el trabajo de subordinar las instituciones públicas a los intereses partidistas….(…)…

Otra institución que se encuentra en franca bancarrota es el Partido de la Revolución Democrática (PRD). El otrora partido de izquierda eligió el perfecto líder para terminar de enterrar su legado histórico. Como secretaria de Educación de la Ciudad de México, Alejandra Barrales jamás apoyó a los maestros ni cuestionó la mal llamada «reforma educativa» de Peña Nieto. Barrales también fungió como una perfecta agente de Aurelio Nuño al perseguir a los maestros disidentes. Ahora la nueva presidenta del PRI será la perfecta pareja para Ochoa Reza: dos nuevas caras para seguir el viejo negocio de robar y reprimir a la nación.

La Jornada.unam.mx

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.