Opinión de Joel Padrón González* en La Jornada ; «México recibe al Papa».

…(…)…Nuestro papa Francisco sabe por qué, para hablarle a su Iglesia de México, decidió venir hasta las significativas diócesis en la vida de la Iglesia: primero de San Cristóbal, la que fue, en su tiempo, la Iglesia de Fray Bartolomé de Las Casas, el primer obispo defensor de los pueblos indios, la misma que asumió después, y lo hizo bien, jTatic Samuel, y la que ahora acompaña jTatic Felipe. Después visitará la Iglesia de Tata Vasco en Morelia, el obispo defensor de los derechos de los pueblos tarascos. Sin duda, con esto quiere decirnos cuál es la Iglesia que él representa y quiere: una Iglesia pobre con los pobres, para poder ser, desde ellos, una Iglesia al servicio de todos, sin excluir a nadie.

De Michoacán viajará al norte del país, a las tierras de Ciudad Juárez. Quiere ser testigo y tocar el dolor de tantos inexplicables y, hasta ahora, impunes feminicidios, como también la tragedia inhumana que significa la muerte y ejecución de cientos de migrantes a manos de grupos criminales, ante la complicidad de autoridades sin conciencia. Su palabra profética, en su Misa binacional, nos hará sentir que entre pueblos hermanos no debe haber fronteras, sino sólo reconocimiento, respeto mutuo y solidaridad, y nunca dominación y atropello del mayor sobre el más pequeño. Principalmente, que todo migrante, víctima y signo del fracaso neoliberal, es ciudadano del mundo, y que, por lo mismo, para él no hay fronteras, y que nadie puede impedirle el derecho que lo ampara a buscar, en cualquier lugar, la vida que su propia patria no puede darle, consecuencia del injusto «sistema capitalista» que nos domina.

*Párroco de San Andrés Apóstol, en San Andrés Larráinzar y presidente de jTatic Samuel Ruiz, por una Sociedad más justa, AC.

La Jornada.unam.mx

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.