Opinión de Hermann Bellinghausen en La Jornada; «Los dones de las lenguas mexicanas.»

…(…)…¿Dónde más el mundo contemporáneo ve nacer literaturas? Durante el siglo XX brotaron la hebrea y la euskera como de la nada: una lengua muerta y una proscrita. En las Américas el caso de México es excepcional. Por supuesto tenemos notables autores en quechua, quiché, kaqchiquel, aymara, wayuu, kuna y más, pero sólo aquí y en la Araucanía podemos hablar de una concentración de obras y pasión poética que precipita ya verdaderas literaturas independientes y modernas.

La Jornada.unam.mx

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.