Opinión de Bernardo Barranco V. en La Jornada; «Francisco en México y la dimensión política». ( La Jornada )

Definida la agenda de la visita de Francisco a México, queda la impresión de que el acento de sus mensajes será social. Las ciudades que recorrerá ya indican los temas que abordará. En la Basílica enfocará el sustrato católico del culto guadalupano como lugar de encuentro entre diferentes culturas que forjaron la identidad mexicana. En San Cristóbal de Las Casas, el reconocimiento de los derechos de los indígenas es una cuestión obligada que dará seguimiento a la prédica de Juan Pablo II. Ahí está la controversia por los diáconos indígenas casados, impulsados tanto por Samuel Ruiz como por Felipe Arizmendi iniciativa que lamentablemente fue inhibida por la curia romana con argumentos timoratos que mostraban el profundo desconocimiento de las raíces indígenas. Y, por supuesto, Ciudad Juárez, donde Francisco desplegará uno de sus planteamientos más críticos en torno a la modernidad: la migración, los indocumentados y el drama del tráfico de personas. Tanto el presidente Peña en Twitter como el embajador de México ante la Santa Sede, Mariano Palacios Alcocer, adelantan la dimensión social de la visita del Papa. Alcocer es explícito al afirmar: «Francisco tiene una agenda social muy cercana a las preocupaciones mayoritarias del pueblo y un discurso muy claro sobre temas como los migrantes, los pobres, marginados, indígenas, mujeres, enfermos, en contra del armamentismo y a favor de la dignidad humana»…(…)…

 

La Jornada.unam.mx

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.