EE.UU. Ricos, famosos y otros ministrables. ( Por Beatriz Navarro para La Vanguardia.com )

 

Ricos, famosos y otros ministrables

El consejero de Seguridad Nacional Herbert Raymond McMaster podría ser el próximo en marcharse de la Casa Blanca (Jim Watson / AFP

Trump recurre a figuras del mundo de la televisión y su círculo de amistades para cubrir bajas en la Casa Blanca.
La nueva temporada de la presidencia Trump promete tener más caras conocidas para los telespectadores estadounidenses. Los fichajes a la vista son un reflejo claro de su obsesión por este medio, que ocupa un lugar central en su rutina diaria, menos estresante de lo que podría pensarse. Donald Trump duerme poco. Empieza el día sobre las cinco y media de la mañana viendo la tele y tuiteando sobre lo que ve, sobre sí mismo o anunciando algún despido. A partir de las seis y media de la tarde, su agenda suele incluir ‘tiempo ejecutivo’, un eufemismo que significa tiempo personal y que en su caso se traduce por más horas de consumo compulsivo de tele y Twitter, llamadas a sus amigos, solo, encerrado en su habitación de la Casa Blanca mientras devora Big Macs.

Con estos antecendentes y tratándose de un presidente que siempre ha estado obsesionado por la fama y los medios, un personaje que se gestó en la pequeña pantalla, no es de extrañar que Trump recurra a famosos de la televisión para cubrir algunas de las bajas abiertas en su Administración, sumida en un vendaval de relevos forzosos y despidos disfrazados de dimisiones…(…)…

 
La Vanguardia.com

*****

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>