Editorial de La Jornada; «Devaluación: indolencia preocupante».

…(…)…En una economía postrada por la crónica falta de crecimiento, que enfrenta además la caída dramática en el precio de su principal activo: el petróleo, y cuya población ve sus ingresos mermar año tras año, la devaluación conforma un factor agravante que debe ser atendido. Como se ha visto de forma aguda en tiempos recientes, desatender los problemas económicos con la expectativa de que «el mercado» los resuelva por sí mismo es una postura que entraña consecuencias catastróficas.

La Jornada.unam.mx

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.