Editorial de La Jornada; «Berlusconi, señor de los medios».

…de los peligros que genera una relación poco clara y poco regulada –como es el caso en la mayor parte de las naciones del mundo, incluida la nuestra– entre el capital, los medios y el poder público. Esos peligros se multiplican bajo el modelo neoliberal, que tiende a suprimir los medios de propiedad pública y los de carácter social –como las radios comunitarias–, a fin de dejar el terreno libre a los privados. Se producen, así, promontorios de poder incontrolables y monopólicos, capaces de doblegar y desvirtuar a las instituciones e incluso al conjunto de la vida pública. Como ocurrió con el imperio de Berlusconi, el triángulo entre política, empresa y medios se convierte pronto en un cuarteto con un componente adicional: la delincuencia. Y en tales circunstancias la democracia queda reducida a una mera simulación.

La Jornada.unam.mx

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.