Editorial de La Jornada; «Assange: detener la persecución».

…(…)…Resulta deplorable que los gobiernos de Europa occidental se hayan rebajado a desempeñar el papel de policías de Washington, como lo muestra este ( y otros más ) episodio(s) y quedó claro con el secuestro del presidente boliviano, Evo Morales, urdido y ejecutado en julio de 2013 por los gobiernos de Francia, España, Italia y Portugal, presumiblemente por órdenes de la Casa Blanca, ante la presunción –infundada– de que Snowden viajaba a bordo del avión del mandatario.

La persecución contra Assange debe terminar. Es tiempo de que los gobiernos occidentales reconozcan que él y Wikileaks han realizado un aporte fundamental a la democracia y a la transparencia en Estados Unidos, Europa y el resto del mundo.

La Jornada.unam.mx

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.