Editorial de La Jornada; “Ayotzinapa: 10 meses sin respuestas.”

…(…)…En un contexto nacional recorrido por la indignación, el dolor, la zozobra y el sentir generalizado de indefensión, el esclarecimiento pleno del caso Ayotzinapa –las causas por las que los normalistas fueron secuestrados, la responsabilidad de los distintos niveles de gobierno en los hechos y el paradero de los 43 desaparecidos– sigue siendo un elemento central para remontar el déficit de gobernabilidad y restañar la normalidad institucional en el país.

La Jornada.unam.mx

Editorial de La Jornada; “Sistema financiero: lavado y omisiones “

…(…)…De confirmarse las sospechas que pesan sobre Banamex, las disposiciones del sistema financiero mexicano en la materia quedarían exhibidas como poco serias e insuficientes ante la magnitud del problema, y la credibilidad al propósito gubernamental de combatir y debilitar a las estructuras delictivas que operan en el territorio sufriría un nuevo revés: a fin de cuentas, sin el blanqueo de recursos procedentes de actividades delictivas las organizaciones criminales no podrían asegurar que sus actividades sean redituables en términos económicos. El combate a ese flagelo debiera constituir, en suma, el punto de arranque de toda acción oficial en contra de la delincuencia organizada.

La Jornada.unam.mx

Opinión de Luis Hernández Navarro en La Jornada; “La ‘blitzkrieg’ contra el magisterio”.

Acosado por el escarnio público provocado por la fuga de El Chapo Guzmán, por la imparable devaluación del peso, por el estancamiento de la economía, por el fracaso de la primera ronda petrolera y por la incesante violación a los derechos humanos, el gobierno de Enrique Peña Nieto decidió tender una nube de humo a sus descalabros y huir hacia adelante con un golpe de mano contra el magisterio oaxaqueño.

Como si los profesores fueran una amenaza para la seguridad nacional, la blitzkrieg de Los Pinos trasladó a Oaxaca a miles de uniformados: 4 mil policías federales, tres brigadas de la policía militar de 660 elementos cada una, además de los 4 mil soldados de la Zona Militar…(…)…

La Jornada.unam.mx

Editorial de La Jornada; “Devaluación: indolencia preocupante”.

…(…)…En una economía postrada por la crónica falta de crecimiento, que enfrenta además la caída dramática en el precio de su principal activo: el petróleo, y cuya población ve sus ingresos mermar año tras año, la devaluación conforma un factor agravante que debe ser atendido. Como se ha visto de forma aguda en tiempos recientes, desatender los problemas económicos con la expectativa de que “el mercado” los resuelva por sí mismo es una postura que entraña consecuencias catastróficas.

La Jornada.unam.mx

Editorial de La Jornada; “Cataluña: conflicto e intransigencia”.

..(…)…Si existiese un verdadero deseo de contribuir a la cohesión del Estado español, el presidente Mariano Rajoy debería abandonar el tono belicista y ajeno a las formas democráticas con que ha enfrentado el reclamo catalán. Se requiere, por lo contrario, reconstruir el camino del diálogo y asegurar, de esa manera, una salida pacífica e institucional a esta crisis.

La Jornada.unam.mx

Editorial de La Jornada; “Ostula: esclarecimiento necesario.”

…(…)…Para restañar plenamente la confianza ciudadana en las fuerzas armadas, es pertinente y necesario el esclarecimiento de los hechos referidos, la aplicación de las sanciones a que haya lugar y el pleno respeto de los derechos humanos. En la medida en que esto se logre, las instituciones castrenses del país saldrán fortalecidas. Por lo contrario, la impunidad, en circunstancias tan graves como las actuales, causaría un daño irreparable a su prestigio y la legitimidad.

La Jornada.unam.mx

Editorial de La Jornada; “Reforma educativa y opacidad”.

…(…)…Es deseable y necesario que los funcionarios responsables de aplicar los aspectos centrales de la reforma educativa se concentren en aclarar ante la población los puntos oscuros de la misma antes que en fustigar a los sectores del magisterio, la academia y la sociedad en general que la critican. Por lo demás, llama la atención que los membretes empresariales que han emprendido campañas de linchamiento contra los grupos de docentes que se movilizan contra la reforma mencionada omitan criticar también la proverbial opacidad que ha caracterizado a las autoridades educativas del país en el proceso de diseño e implementación de la misma. Tal actitud no es, desde luego, congruente con el pretendido interés en elevar la calidad de la educación en el país.

La Jornada.unam.mx