Editorial de La Jornada; “Primero de mayo: situación desoladora”.

El Día Internacional del Trabajo, conmemorado ayer en nuestro país y en el mundo, encuentra a los asalariados en una situación adversa en la que buena parte de las conquistas laborales conseguidas a lo largo del siglo pasado han sido borradas por el vendaval de la globalización neoliberal. Los despidos, los recortes y la disminución de las prestaciones y condiciones de trabajo son una constante en Argentina, España, Francia, México y otros países…(…)…

es preciso crear empleos de calidad –ubicados, necesariamente, en el sector formal–, emprender una política salarial orientada a contrarrestar décadas de retroceso del poder adquisitivo del salario y crear las condiciones propicias para una democratización sindical, la cual constituye una de las principales tareas pendientes en el panorama laboral e institucional del país.

La Jornada.unam.mx

Editorial de La Jornada; “México: desigualdad disfuncional”.

…(…)… a lo largo del ciclo de gobiernos neoliberales (de los años ochenta del siglo pasado a la fecha) México no ha sido capaz de crecer al ritmo necesario ni siquiera durante un año; que en ese periodo el poder adquisitivo de los salarios no ha cesado de disminuir, y las inveteradas desigualdades se han convertido en una fractura social cada vez más inocultable. Por lo demás, ese lapso coincide con el florecimiento de las organizaciones delictivas, la generalización de la violencia y la inseguridad, la crisis de derechos humanos y la creciente desintegración social que padece la nación…(…)…

Las consecuencias sociales están a la vista y llevan a la nación por un rumbo de desarticulación, ingobernabilidad y barbarie. Resulta necesario y urgente que desde los promontorios del poder público se entienda el peligro y se emprenda un viraje en el terreno de las políticas económicas y sociales y se emprenda una reforma profunda orientada a reducir y remontar la desigualdad.

La Jornada.unam.mx

México huye de la verdad sobre Ayotzinapa: NYT. ( últimas La Jornada )

En un editorial encabezado “México corre de la verdad”, el New York Times considera que el informe final del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) se tiene que interpretar “como una acusación al sistema judicial notoriamente corrupto y frecuentemente brutal de México”…(…)…

últimas La Jornada.unam.mx

Editorial de La Jornada; “Pajaritos: vitrina de errores y carencias”.

…(…)… Es significativo que hasta ahora Mexichem se haya mantenido, en lo sustancial, ajena al problema, que sea Pemex –el socio minoritario, a fin de cuentas– señalado en la mayoría de las coberturas noticiosas como propietario de la planta y el que haya salido a dar la cara, así sea en forma deficiente, ante los familiares de las víctimas y la población afectada…(…)…

La Jornada.unam.mx

Editorial de La Jornada; “Pemex: ¿rescatar sin esclarecer?”

…(…)…debieran obligar a un esclarecimiento de la enormidad de las pérdidas y de los manifiestos excesos cometidos por las sucesivas administraciones de la petrolera, antes de proceder a un “rescate” con dinero público que, por sí mismo, sólo serviría para encubrir los dispendios, derroches y probables desvíos de recursos perpetrados a costa de una empresa que, a pesar de todo, sigue siendo propiedad de todos los mexicanos. Es inevitable recordar, en esta circunstancia, el salvamento efectuado hace dos décadas por el gobierno zedillista en favor de los banqueros y sus socios, que significó el endeudamiento forzado de la población. Un atropello semejante no debe repetirse.

La Jornada.unam.mx

Editorial de La Jornada; “Estado de excepción: derechos en riesgo”.

…(…)… es pertinente preguntarse para qué quiere el país una ley reglamentaria como la referida, que no contribuye a esclarecer y precisar el precepto constitucional, pero que introduce, en cambio, márgenes para un ejercicio de poder contrario a los derechos humanos y de signo autoritario.

La Jornada.unam.mx

Editorial de La Jornada; “Pemex: opacidad intolerable”

…(…)…salta a la vista la imperiosa necesidad de emprender una investigación contable y judicial que permita deslindar las posibles responsabilidades de los funcionarios y ex funcionarios de Pemex, empezando por su titular actual, el propio González Anaya; su predecesor, Emilio Ricardo Lozoya Austin, además de Juan José Suárez Coppel, Jesús Reyes-Heroles González-Garza, Luis Ramírez Corzo y Raúl Muñoz Leos, por nombrar sólo a los más recientes, así como esclarecer la turbiedad de la relación entre esos y otros altos funcionarios y la cúpula sindical que desde hace dos décadas ostenta el poder en el STPRM.

La Jornada.unam.mx