El endiablado escenario que deja Trump en Irán tras la salida del pacto nuclear. ( La Vanguardia.com )

La decisión del presidente estadounidense de retirarse del acuerdo da el argumento perfecto al ala dura del régimen: se ha probado que no se puede confiar en “el Gran Satán”

Trump ha decidido sacar a Estados Unidos del pacto nuclear con Irán. Lo hace acusando a Teherán de estar en estos momentos trabajando para conseguir la bomba nuclear. Una afirmación que nadie puede demostrar. De la que no hay evidencias. Que muy probablemente sea falsa. Ni el Pentágono, ni el ejército israelí ni los inspectores de la Organización Internacional de la Energía Atómica (OIEA) tienen pruebas de la existencia de un programa nuclear iraní secreto. No obstante, eso no ha sido motivo suficiente como para que el presidente estadounidense rompa un pacto que había sido visto como uno de los pasos más importantes para ayudar a la estabilidad de Oriente Medio…(…)…

La Vanguardia.com

Opinión en La Jornada de “Luis Linares Zapata; Así debe ser”. ( La Jornada.unam.mx )

…(…)…el sector público mexicano un enorme club de amigos y obcecados y dispuestos a convertirse en cómplices. Una nube de nuevos funcionarios fueron llamados a servir a la patria. La mayoría de ellos se incrustaron en la hacienda pública y demás estribaciones financiero-bancarias. Y, desde ahí, han conducido los asuntos nacionales, sujetándolos a su arraigada fe e intereses. Durante los pasados 30 años han orientado la economía con enormes dispendios de recursos provenientes del petróleo y, con Peña, de la recaudación excedente habida. La categorización más adecuada a estos gobernantes y su funcionariado estelar de apoyo es la de una marcada ineficiencia. El resultado ha dado lugar a toda una época ­decadente, corrupta y violenta, como no se había visto desde la Revolución. Ese es el entramado que espera al siguiente presidente emanado de la actual competencia electoral. Y es por eso que dos de ellos, del PRIAN, se alinean obsequiosos a la continuidad del modelo imperante. Y es también por eso que AMLO reclama y disiente, mientras una ola enorme de descontento va apilándose tras alguien que ofrece, de cierto, responder al cambio entrevisto como posible, deseable y necesario.

La Jornada,unam.mx

 

Editorial de La Jornada; “La pobreza como cadena perpetua”. ( La Jornada.unam.mx )

…(…)…si no se asume de una vez por todas que la aplicación en México del llamado “consenso de Washington” se ha traducido en una tragedia social de enormes dimensiones y no se encauza al país por un modelo distinto, la pobreza seguirá siendo, para decenas de millones de mexicanos, una cadena perpetua y un castigo sin crimen de por medio.

La Jornada.unam.mx